¡ÚNETE AL HARTISMO!

 

Con este formulario puedes enviar una foto tuya (que no ocupe más de 150 KB) y si eres artista, artesano, amateur o haces fotos, pelis, esculturas o alguna otra cosa, también una foto de una obra tuya (mejor apaisada, y que tampoco pase de 300 KB).

Nota: las imágenes deben ser JPG (JPEG), GIF o PNG.

Para aclaraciones, comentarios, etc, también escríbenos

 

 

El Hartismo es un nuevo movimiento artístico, pero en sus filas también tiene cabida el público. Evidentemente hay un "núcleo duro" que es el que da sentido a que el nuestro sea propiamente un movimiento artístico. Lo formamos los tres fundadores y algunos artistas que ya conocíamos, a los que estamos invitando a formar parte de ese "núcleo duro". Los Hartistas y los que apoyan al hartismo, participando de diversas maneras en nuestras actividades, escribiendo en la revista, acudiendo a los actos que se realicen, pueden ser:

  • Pintores
  • Otros artistas (músicos, poetas, cineastas, fotógrafos...)
  • Artistas amateurs
  • Artesanos
  • Historiadores del arte
  • Críticos
  • Filósofos
  • Blogueros
  • Periodistas
  • Ex-antiartistas y ex-conceptuales arrepentidos
  • Informáticos
  • Profesionales de cualquier campo que simpaticen con nosotros
  • Público harto del arte oficial
  • Gente con superpoderes (o sin ellos)
  • Tú...

Envíanos tu solicitud y te añadiremos a la lista de Colaboradores/Simpatizantes/Gente que apoya el Hartismo...

 

Nota importante:

El Hartismo no cuenta por ahora -ni contará seguramente nunca- con subvenciones de ningún tipo, por lo que todo el trabajo será rigurosamente no remunerado. Es decir: todo se hará por amor al Harte. Pero pensad ¿y lo bien que nos lo vamos a pasar?

Apoyar al Hartismo significa proponer y hacer cosas en favor del arte, casi siempre divertidas. Muchos de nuestros actos serán por definición anti-sistema -sin llegar a lo delictivo-, tales como enviar mierdas pinchadas en un palo a todos los concursos de arte oficial del país, enviar cartas masivamente a instituciones públicas que financien el anti-arte, o manifestarnos en la entrega de premios oficiales. También haremos performances colectivas, antaño llamadas "sardiñadas"...

Tu grado de compromiso lo marcarás siempre tú, no te vamos a mandar a casa piquetes ni policías: queremos que tu apoyo sea totalmente libre.

Cuando empecemos a funcionar, tú te preguntarás ¿cómo no me he hecho hartista antes?

 

Portada